Her Wicked Guardian




Me enviaron a matarla, no a enamorarme de ella.


Traicioné a mi jefe y me la robé para mantenerla a salvo. Si la dejo ir, la matarán, pero si la mantengo aquí, puede que termine haciendo algo de lo que me arrepienta.


La vida no es un cuento de hadas y yo no soy un príncipe azul.


Solo soy un mal hombre que intenta hacer lo correcto, y un demonio como yo no se merece un ángel como ella.

Related Posts

Publicar un comentario